LaMarea

Siempre ataca sin piedad,
no deja espacio para la ansiedad. 
Sabes muy bien que es tu dueño,
que tiene el poder de quitarte el sueño. 

Unas veces aparece de pronto,
sin que puedas presentirlo en tu entorno. 
Otras veces lo estas esperando,
Y descubres a tus instintos aguardando. 

Pretendes dominar a la fiera,
eres como un domador en espera.
Controlas tus impulsos animales,
tratando de evitar a otros rivales. 

Quisieras siempre poder ganarle,
Pero bien sabes que no es importante. 
Para que pensar si es bueno o malo,
Lo único seguro es que es humano. 

En esta lucha, en la batalla,
la mente trata de mantenerse a raya.
Pierdes las fuerzas de poco en poco,
luego te rindes ante lo inocuo. 

Esa fiera escondida en mi,
es el deseo que vive en ti. 
Almas gemelas entre las llamas,
mostrando al mundo que aún se aman. 

Ver la entrada original

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: