YOL – LA LIBERTAD

Si quieres conocerme, mírame a los ojos

24008_1383567101806_4502442_n

LA OGRESA

El momento había llegado para Yol de enfrentarse con sus antiguos demonios, de usar la Ciencia, de explorar los rincones de su alma, de sondear cada obra, esperando así obtener la respuesta a sus interogaciones.

Liberar la palabra: decir en voz alta lo que los censores escondían con su obcecación frente al “Carcelero” en el que se había convertido la “Santa Madre”, frente a las mentiras proferidas y la maldad disimulada detrás de sus sonrisas o caricias.

Ella interpretaba varios papeles, de manera sútil.

Para empapar las energías vitales, para dominar el espíritu y mover los hilos, manipulando a Yol como a un pelele, ella se sirvió de la esencia profunda del vínculo madre-hijo: el amor que existe entre los pares, el deber de asistencia para vencer las vicisitudes de la vida.

El corazón herido, la mente aplastada… ni siquiera una huella física, pero para Yol, sí los estigmates existían.

Ver la entrada original 861 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: