Contextos históricos con sus respectivos marcos epistémicos.

M.E.V Mariano Carrasco Maldonado

La edificación del conocimiento se realiza a partir del binomio: ciencia-sociedad. La interpretación de un material histórico constituye la base empírica a partir de la cual podemos inferir hasta dónde un contexto socio-cultural, económico, político o religioso condiciona actividades que se pueden identificar como científicas. Es el sujeto a partir de su campo de experiencia el que genera conocimiento:

“Cómo un sujeto, asimila un objeto, depende del sujeto mismo; qué es lo que él asimila, depende, al mismo tiempo, de su propia capacidad y de la sociedad que le provee la componente contextual de la significación del objeto” (Piaget y García, 1983).

A partir de la cita, se puede inferir que el sujeto enfrenta al fenómeno desde la mirada de la sociedad a la que pertenece. El empirismo parte de dos ideas en concreto: la imposibilidad de obtener una fundamentación absoluta y segura del conocimiento científico por cualquier medio, incluida…

Ver la entrada original 187 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: